BLOG

Si quieres aprender sobre el zero waste y estar al día sobre novedades relacionadas con la contaminación plástica que sufre nuestro planeta, este es tu espacio. 

Los microplásticos, aquella palabra que últimamente parece que se haya hecho viral, pero a la que no le damos la verdadera importancia que tiene.


Los microplásticos son pequeños fragmentos de plástico de menos de 5 mm que contaminan gravemente el medio ambiente. Actualmente los microplásticos están por todas partes, muchas veces son tan sumamente minúsculos que ni a simple vista los puedes ver.


El hecho más grave es que los microplásticos son a menudo ingeridos por la fauna marina, incluyendo el plancton, los crustáceos, los peces, etc. Este hecho, además de causarles problemas en sus intestinos también les causan otros problemas a raíz de los contaminantes químicos que estos plásticos llevan en sí. Así pues, muchos de los animales marinos que ingieren plástico acaban muriendo. O bien, en el mejor de los casos para los que sobreviven, los contaminantes de los plásticos pueden llegar a pasar a lo largo de la cadena alimentaria hasta llegar a nuestros platos. Según un estudio realizado por la l'Organització WWF ha determinado que comemos cada semana el plástico equivalente a una tarjeta de crédito. Puedes encontrar el informe detallado de la Asociación WWF aquí.


Desafortunadamente el impacto real que estos microplásticos están teniendo en nuestro ecosistema es aún desconocido...


Recientemente, se ha realizado un estudio por parte de científicos catalanes, junto con la Universidad de Barcelona y la organización Surfrider, el cual ha podido demostrar que la costa de Barcelona contiene una concentración de más de 100.000 mil fragmentos de microplásticos por km2. Concretamente la zona más cercana de la costa, la zona de baño.


La recogida de muestras de plásticos y microplásticos en el mar normalmente se realiza con barcos especializados, es por eso que hasta ahora no había datos de la zona más cercana a la costa, la zona de baño, ya que los barcos no pueden acceder. En este caso, para poder realizar el muestreo de la zona de baño se han utilizado tablas de paddle surf, qué, arrastrando un gran colador, llamado “manta trawl” recogía muestras de la zona costera de baño.


Tuve el honor de participar en uno de estos muestreos realizados en la costa de Barcelona el pasado mes de septiembre de 2019.


Así pues, este estudio ha demostrado lo que hace tiempo que ya se viene diciendo, que el Mediterráneo es el mar más contaminado del planeta. Y en este sentido, precisamente la costa de Barcelona ya está entre los 6 puntos marinos más contaminados por microplásticos de todo el mundo.

El estudio, además, ha podido determinar de qué tipos de plásticos provienen toda esta cantidad de microplásticos que inunda las costas de Barcelona: el 64% de polietileno proveniente de bolsas, de botellas de bebidas y envases, productos de higiene femenina y pañales; el 16% polipropileno que proviene de por ejemplo tapones de botella; el 7% proveniente de poliuretano y pvc de esponjas sintéticas, botellas o contenedores alimentarios; otros: hilo de pescar o microfibras de ropa acrílica.


Por lo tanto, más del 80% de estos microplásticos provienen de plásticos desechables. Los plásticos más fáciles de evitar si hacemos un uso consciente...

Próximamente publicaremos varias entradas en el blog explicando cómo hacer un uso más consciente del plástico para así, finalmente, poder llegar al tan deseado #Zerowaste. Estad atentos para no perderos ningún detalle!

39 vistas0 comentarios


Vivimos en una sociedad sumamente consumista que hasta se ven cosas tan ridículas como piezas de fruta envueltas en plástico, por unidad. Nuestra sociedad está envuelta en plástico y lo peor es que nos hemos acostumbrado a deshacernos de todo lo que acumulamos sin pensar en las consecuencias medioambientales que ello conlleva.


Por este motivo nació en 2011 el movimiento Plastic Free July con la finalidad de concienciar sobre la cantidad de plásticos que usamos diariamente y el cual anima a la gente a empezar a eliminar este material de un solo uso de nuestras vidas durante un mes. Por lo que el reto consiste en pasar el mes de julio sin comprar nada que contenga plásticos de un solo uso.


Evitar todo el plástico en la sociedad actual es prácticamente imposible, por lo que el reto se centra en los plástico de un sólo uso, es decir, en evitar los plásticos que se usan pocos minutos o incluso a veces tan solo segundos y luego se tiran, como son las bolsas de plástico, las pajitas, utensilios como platos, cubiertos y vasos de plástico, los envoltorios, envases de plástico, entre otros.


¡Tú también puedes formar parte! Es un movimiento global donde personas de todo el mundo comparten consejos, los progresos que van teniendo, pero sobretodo comparten los problemas a los que se enfrentan a la hora de tratar de reducir la cantidad de residuos plásticos de su vida. Parece un reto fácil, pero tal y como están las cosas, necesitas ser plenamente consciente de lo que compras en cada momento, porque de verdad, que hay plástico por todas partes! y cuando menos te lo esperas te han colado algo con plástico..


Es por ello que te animamos a que compartas tus progresos con nosotros en las redes sociales Instagram o Facebook etiquetándonos a @plastifreecame.


Puedes elegir hacerlo solo un día, una semana, o todo el mes. Te recomendamos empezar poco a poco. Si te es muy complicado eliminar todo el plástico que usas a diario empieza solo con unas cuantas cosas (las que te sean más fáciles de evitar como pueden ser las bolsas de plástico, la fruta envuelta en plásticos innecesarios,...) y intenta mantenerte firme durante este mes evitando el plástico al menos de los productos que te has marcado. Cuando hayas superado el mes verás como no te parece tan difícil evitarlos e incluso te habrás acostumbrado a vivir sin ellos!

A nosotros nos parece una forma estupenda de hacer una pequeña acción que puede ayudarnos a iniciar un nuevo hábito sostenible y además estaremos evitando que más plásticos acaben en el medioambiente!


Algunos trucos para evitar plásticos de un solo uso:

  • Decir no a las bolsas de plástico y acostumbrarte a llevar tu propia bolsa reutilizable para ir a la compra.

  • Llevar siempre contigo una botella de acero inoxidable o de cristal y así evitar las botellas de plástico.

  • Llevar tu propio recipiente cuando pidas el café para llevar.

  • Decir no a las pajitas de plástico cuando vayas a tomar algo. Aunque no sean necesarias para tomar bebidas (a no ser que tengas algun problema de salud) también hay opciones sostenibles para aquellos que prefieran beber con pajita como son: las pajitas de metal, las de bambú o incluso existen pajitas comestibles.

  • Optar por NO comprar productos que lleven envoltorios de plástico innecesarios. Estos suelen encontrarse sobretodo en grandes superficies y supermercados. Por lo que recomendamos hacer la compra en comercios locales donde normalmente encontrarás productos más frescos y libres de plástico (además así estarás promoviendo la compra de productos locales).

  • Dejar de utilizar el llamado film para envolver la comida, así como el papel de aluminio. Hay infinidad de opciones para envolver alimentos como son: un simple paño de tela, tapar un plato con otro, o bien algunos más sofisticados como los envoltorios de cera de abeja, los portabocadillos o portasnacks reutilizables,


Además te lo ponemos aún más fácil, si crees que puede faltarte alguno de estos productos que aconsejamos para intentar reducir al máximo el uso de los plásticos de un solo uso, te invitamos a que visites nuestra tienda benéfica donde encontrarás una amplia gama de productos sostenibles y  las mejores alternativas a los productos de plástico de usar y tirar.

¡Hola! Soy Èlia, vivo en Corbera de Llobregat (un pueblo que, como dicen algunos de mis amigos, está perdido en la montaña, aunque muy cerca de Barcelona) y soy la fundadora de PlastiFREEcame!

Quería empezar el Blog explicando qué es y cómo nace esta iniciativa aunque en el apartado Quiénes somos ya te contamos un poco nuestra historia.

Me apasiona la naturaleza, el mar, los animales y con ello viajar y conocer distintos rincones de este precioso planeta en el que vivimos.

Siempre me había considerado una persona ecofriendly pero nunca me había parado a pensar el impacto real que tiene cada uno de nuestros actos. Y no fue hasta que vi con mis propios ojos que estamos destrozando este maravilloso planeta, que no desperté de esta burbuja en la que vivimos. Esto fue en Tailandia como os cuento en el apartado Quiénes somos. El verano de 2018 viajé a este precioso lugar para descubrir sus increíbles rincones y lo que me encontré fue desolador. Las imágenes hablan por sí solas.



Fue entonces cuando realmente comprendí que vivimos completamente engañados del daño que, día a día, nuestra forma de vivir y consumir causa al medioambiente y con ello a los animales que tanto he admirado siempre.

Cuando volví de ese viaje entendí que como seres humanos que convivimos en el medio ambiente necesitábamos un cambio y... aquí estoy, intentando conseguirlo!

Así pues, PlastiFREEcame surgió de una ilusión: la de devolver a este planeta su libertad y convertirlo de nuevo en un planeta libre de plásticos. Una de las frases que me inspiró fue la de “Sé el cambio que deseas ver en el mundo”.

Con esta ilusión empecé a divulgar en redes sociales el problema actual que sufre nuestro planeta de contaminación por plásticos, para hacerlo más visible y que la sociedad dejara de vivir en esa burbuja.

Y de aquí, con la ayuda de grandes amigos que comparten también estas inquietudes, empezamos a ir más allá, organizando eventos de limpiezas de playas y otros entornos para difundir aún más que este grave problema lo tenemos también en nuestro entorno, no únicamente en países que por desgracia están en vías de desarrollo.

Entonces en el momento en que más bien nos sentíamos, cuando estábamos por fin llegando a grandes multitudes, cuando un volumen considerable de gente se implicaba en nuestras actividades y nos ayudaba a divulgar este problema, en el momento en que teníamos un montón de actividades planificadas para contribuir a nuestro objetivo, llegó el famoso COVID-19 y nos hizo parar a todos. Parar de una forma nunca antes conocida, parar nuestra actividad habitual, nuestras relaciones sociales, nuestra relación con la naturaleza,... Parar la vida como la conocíamos.

Y fue en ese momento, después de días sin entender el porqué de esta situación, el por qué ahora, el por qué no podíamos seguir ayudando al planeta de la forma que lo hacíamos, que surgió la idea; Si no podemos ayudar al planeta físicamente tal y como veníamos haciendo, ¡vamos a evitar que el problema llegue él!. ¿Cómo? Basándonos en una premisa que siempre difundíamos en nuestras actividades: El mejor residuo siempre es aquel que no se produce.

Así nace la tienda benéfica online de PlastiFREEcame, con la finalidad de mostrar a todos aquellos que estén dispuestos a aportar su granito de arena, cómo aprender a llevar una vida más sostenible reduciendo la dependencia del plástico en nuestro día a día, centrándonos sobre todo en evitar los que son de un solo uso (los más comúnmente encontrados en el entorno natural), al mismo tiempo que nosotros seguimos aprendiendo y mejorando, pero sobre todo teniendo en cuenta que los pequeños actos pueden marcar la diferencia.

¡Muchas gracias por llegar hasta aquí! Espero haberte animado a sumarte al cambio. Te invitamos a hacerlo en nuestra tienda benéfica donde todos los beneficios obtenidos se destinarán a liberar de plástico nuestras playas, mares y océanos.



Èlia.


PD. Si tenéis curiosidad por saber qué significado tiene la palabra “PlastiFREEcame” aquí te lo contamos.

14 vistas0 comentarios
1
2

Suscríbete a nuestra Newsletter

  • Instagram
  • Facebook

© 2020 creado por Plastifreecame