LOS MICROPLÁSTICOS, LOS GRANDES DESCONOCIDOS

Los microplásticos, aquella palabra que últimamente parece que se haya hecho viral, pero a la que no le damos la verdadera importancia que tiene.


Los microplásticos son pequeños fragmentos de plástico de menos de 5 mm que contaminan gravemente el medio ambiente. Actualmente los microplásticos están por todas partes, muchas veces son tan sumamente minúsculos que ni a simple vista los puedes ver.


El hecho más grave es que los microplásticos son a menudo ingeridos por la fauna marina, incluyendo el plancton, los crustáceos, los peces, etc. Este hecho, además de causarles problemas en sus intestinos también les causan otros problemas a raíz de los contaminantes químicos que estos plásticos llevan en sí. Así pues, muchos de los animales marinos que ingieren plástico acaban muriendo. O bien, en el mejor de los casos para los que sobreviven, los contaminantes de los plásticos pueden llegar a pasar a lo largo de la cadena alimentaria hasta llegar a nuestros platos. Según un estudio realizado por la l'Organització WWF ha determinado que comemos cada semana el plástico equivalente a una tarjeta de crédito. Puedes encontrar el informe detallado de la Asociación WWF aquí.


Desafortunadamente el impacto real que estos microplásticos están teniendo en nuestro ecosistema es aún desconocido...


Recientemente, se ha realizado un estudio por parte de científicos catalanes, junto con la Universidad de Barcelona y la organización Surfrider, el cual ha podido demostrar que la costa de Barcelona contiene una concentración de más de 100.000 mil fragmentos de microplásticos por km2. Concretamente la zona más cercana de la costa, la zona de baño.


La recogida de muestras de plásticos y microplásticos en el mar normalmente se realiza con barcos especializados, es por eso que hasta ahora no había datos de la zona más cercana a la costa, la zona de baño, ya que los barcos no pueden acceder. En este caso, para poder realizar el muestreo de la zona de baño se han utilizado tablas de paddle surf, qué, arrastrando un gran colador, llamado “manta trawl” recogía muestras de la zona costera de baño.


Tuve el honor de participar en uno de estos muestreos realizados en la costa de Barcelona el pasado mes de septiembre de 2019.


Así pues, este estudio ha demostrado lo que hace tiempo que ya se viene diciendo, que el Mediterráneo es el mar más contaminado del planeta. Y en este sentido, precisamente la costa de Barcelona ya está entre los 6 puntos marinos más contaminados por microplásticos de todo el mundo.

El estudio, además, ha podido determinar de qué tipos de plásticos provienen toda esta cantidad de microplásticos que inunda las costas de Barcelona: el 64% de polietileno proveniente de bolsas, de botellas de bebidas y envases, productos de higiene femenina y pañales; el 16% polipropileno que proviene de por ejemplo tapones de botella; el 7% proveniente de poliuretano y pvc de esponjas sintéticas, botellas o contenedores alimentarios; otros: hilo de pescar o microfibras de ropa acrílica.


Por lo tanto, más del 80% de estos microplásticos provienen de plásticos desechables. Los plásticos más fáciles de evitar si hacemos un uso consciente...

Próximamente publicaremos varias entradas en el blog explicando cómo hacer un uso más consciente del plástico para así, finalmente, poder llegar al tan deseado #Zerowaste. Estad atentos para no perderos ningún detalle!

39 vistas

Suscríbete a nuestra Newsletter

  • Instagram
  • Facebook

© 2020 creado por Plastifreecame